Cuando llega una época del año en la que no podemos salir a practicar slackline por motivos personales, condiciones climatológicas, etc., existen diferentes aparatos y ejercicios que podemos trabajar en el gimnasio o en nuestra propia casa, con los que mejoraremos muchos aspectos de nuestro cuerpo que están muy relacionados con la práctica de slackline  y que nos ayudará a la hora de subirnos a la cuerda en tener la fuerza y equilibrio suficiente.

Ya hemos explicado en otras ocasiones que, el slackline, se basa en usar todo tu cuerpo para conseguir una armonía constante entre el tren superior e inferior mezclado con un control máximo de nuestro cuerpo y equilibrio. Precisamente por eso, los ejercicios que se tienen que practicar para potenciar slackline tienen que orientarse a mejorar el equilibrio en superficies inestables para que nuestras articulaciones se acostumbren y ejercicios dinámicos y estáticos para mejorar la contracción isométrica del músculo.

Ejercicios slackline con solo una esterilla

Lo que mucha gente llama “plancha” u otros simplemente esterilla será la herramienta para practicar ejercicios que pueden venir muy bien cuando queremos fortalecer la zona abdominal, fundamental. También existen variantes en el uso de la esterilla, como por ejemplo:

  • Posición básica: Los pies y los brazos quedan a la altura del hombro, como una flexión tradicional.
  • Posición paralela al suelo: Es similar pero con los codos en el suelo y no con las palmas de las manos, flexiones más exigentes.
  • Pierna elevada: Idéntico al anterior pero elevando una pierna, con lo que el glúteo trabajará más.
  • Plancha lateral: Con la intención de trabajar los oblicuos, un codo al suelo, de lado y el otro brazo en 180º al brazo del suelo.